NOTE! This site uses cookies and similar technologies.

Please, Accept to improve your experience of this site. Learn more

I Accept

El despertar del operador M2M (ComunicacionesHoy)

En un escenario de profunda transformación, protagonizado por tendencias como el Cloud, IoT, Big Data o SDN, los operadores ven como un grupo de nuevas compañías nacidas en la era digital les comen el terreno, apropiándose de sus áreas de actividad tradicionales, debilitando sus posiciones en el mercado y restándoles atractivo de cara a los clientes.

Estas nuevas compañías han logrado romper las dinámicas de negocio a las que estábamos acostumbrados. Han escuchado al mercado y le han mostrado las oportunidades que ofrecen esas nuevas tendencias, abriéndole los ojos y convenciéndole de que la vieja teoría de “café para todos” ya no es una opción válida.

Una oferta IoT a medida

En un área clave, como IoT, los operadores cuentan con todas las competencias para ofrecer una conectividad segura y de calidad. Sin embargo, cada empresa es un mundo con necesidades y procesos de negocio únicos. Hoy en día, sería un error intentar ofrecer el mismo servicio de conexión a todos por igual. La nueva realidad implica dejar de ganar cuota de mercado compitiendo por precio y abandonar la idea de que la conectividad M2M es un servicio genérico. Si se tiene vocación de futuro, no hay más remedio que trabajar basándose en la diferenciación de la oferta.

Es cierto que el mercado IoT es complejo, y hay que asumir que las necesidades de conexión de cada sector y de cada empresa varían considerablemente. Unas aplicaciones IoT requerirán alta velocidad 24x7, mientras que otras sólo conectividad fiable pero esporádica.

Los operadores deben ser conscientes de que su servicio de conectividad M2M resulta vital para asegurar la disponibilidad de aplicaciones IoT y la entrega de servicios. Por muy buena infraestructura de la que se disponga, si no se es capaz de entregar el servicio requerido a tiempo y como se ha estipulado, no se estará ofreciendo un servicio de calidad. Hay que tener en cuenta que un error en la prestación de la conectividad IoT podrá acarrear el fallo de varios miles de tarjetas SIM en un determinado momento, lo que se traduce en una pérdida, tanto económica como en reputación, para el cliente.

Nuevas herramientas

En una investigación realizada recientemente por BlueTC comprobamos que el rendimiento de distintas redes europeas presentaba diferencias considerables. Esta realidad es fácilmente demostrable, porque actualmente existen herramientas sencillas y no intrusivas que permiten realizar estos análisis. Los clientes comienzan a conocerlas y los operadores deberían incorporarlas si desean garantizar, sin lugar a dudas, que el comportamiento de sus redes y las de sus socios de roaming es el adecuado, y que su oferta se adapta exactamente a lo que el cliente necesita.

Para afianzar su posición en la era digital, los operadores móviles no pueden perder la oportunidad que supone posicionarse en el mercado IoT, y para lograrlo han de estar dispuestos a probar técnicas avanzadas y hasta experimentales, pero siempre diseñadas para su entorno y manejadas por expertos del sector de telecomunicaciones.